Sobre mí 2018-03-27T09:34:12+00:00

Hace un tiempo, descubrí que toda la formación y experiencia profesional que tenía como economista no habían sido suficientes para aprender a gestionar mi propio dinero. Había cometido casi todos los errores que alguien puede cometer con su economía personal. Consumo descontrolado, sobreendeudamiento, ausencia de ahorro, y falta total de planificación.

La gran paradoja: un economista profesional, riguroso con el dinero de los otros y caótico con el suyo.

Me consoló algo saber que no era el único, y comprobar que ese mal estaba bastante generalizado. De hecho, ¿quién nos ha enseñado alguna vez a administrar nuestra economía? La mayoría no dedicamos a replicar lo que hacen los demás. Seguimos el dictado de la tribu y somos vulnerables a todo tipos de manipulaciones.

Todo ello me hizo comprender que una buena economía empieza por las decisiones que cada uno de nosotros toma con su propia economía.

¿Qué hago para ingresar dinero? ¿Cómo consumo? ¿Por qué tomo las decisiones económicas que tomo?

Desde entonces, ha crecido mi pasión por la educación económica, y he llegado a una conclusión: la capacitación en este ámbito es una de las mejores inversiones que puede hacer una persona, una empresa o un gobierno, sea cuál sea su situación económica.

Si aprendemos a administrar mejor nuestra propia economía, no sólo sufriremos menos para llegar a fin de mes, sino que habremos dado un gran paso hacia nuestro bienestar personal.

Eduard Conti
Economista